Espesor de la capa de difusión y electroquímica - Todo lo que necesitas saber

Electroquímica desempeña un papel fundamental en una amplia gama de campos como el almacenamiento y la conversión de energía o la (bio)detección. Un factor importante que influye en las reacciones electroquímicas es el denominado espesor de la capa de difusión, que determina la cantidad de reactivos que pueden llegar a la superficie del electrodo. En esta entrada del blog, exploraremos los antecedentes teóricos del espesor de la capa de difusión en electroquímica, cuáles son los factores que afectan a su espesor, los métodos para medirlo, así como algunos casos especiales a tener en cuenta.

¿Qué es la capa de difusión?

Esquema de la capa de difusión

En electroquímica, la capa de difusión se describe como la región del electrolito en contacto con el electrodo que podrá interactuar con él.

El grosor de esta capa desempeña un papel crucial en las reacciones electroquímicas, ya que sólo los reactivos que se encuentren en esta región sufrirán transformaciones redox. Esto se debe a que sólo las moléculas de esta zona tienen tiempo de difundirse hasta la superficie del electrodo para intercambiar electrones.

Por lo tanto, la capa de difusión tiene serias implicaciones en los experimentos electroquímicos que no se pueden omitir.

¿Cómo calcular el espesor de la capa de difusión?

Calcular el espesor de la capa de difusión es bastante sencillo y puede hacerse utilizando la ecuación siguiente:

donde:

l es el espesor de la capa de difusión en cm,

D es el coeficiente de difusión del analito/reactivo, en cm2/s

y t es el tiempo en s.

Casos especiales del espesor de la capa de difusión

Caso especial 1: Cronoamperometría

Un aspecto especialmente interesante de la capa de difusión es que su grosor depende del tiempo. Esto se debe a que cuanto mayor sea el tiempo del experimento, más tiempo dejaremos que los reactivos se difundan a la superficie del electrodo.

Como resultado de esta característica, se considera que los experimentos en los que se aplica un potencial fijo de forma constante a lo largo del tiempo tienen un espesor "infinito". Porque el experimento no está limitado por el espesor de la capa de difusión, sino por el tiempo total de la reacción.

Caso especial 2: Técnicas de voltamperometría cíclica

Las técnicas de voltamperometría cíclica, como la voltamperometría cíclica, se ven influidas por el espesor de la capa de difusión. Prueba de ello es cómo la carga total medida para un par redox como el ferri/ferrocianuro de potasio aumenta al disminuir la velocidad de barrido.

Esto se debe a que las velocidades de barrido más lentas dejan más tiempo a las moléculas para difundirse hasta la superficie del electrodo, lo que provoca que se oxiden o reduzcan más moléculas.

Del mismo modo, si la velocidad de barrido es demasiado rápida, los voltamperogramas acaban pareciendo rectangulares y mostrando sólo la contribución capacitiva del electrolito, ya que los reactivos no han podido desplazarse hasta la superficie del electrodo en el tiempo que dura el experimento.

Una característica curiosa de la voltamperometría cíclica es que, gracias a la naturaleza cíclica de la medición, el estado de oxidación de las especies en la capa de difusión se restablece después de cada ciclo. Por lo tanto, para reacciones totalmente reversibles, las intensidades de los picos deberían permanecer constantes a lo largo de los diferentes ciclos.

Caso especial 3: Técnicas voltamperométricas unidireccionales

Este es uno de esos casos en los que el grosor de la capa de difusión puede ser problemático.

La voltamperometría cíclica es una técnica magnífica para la caracterización en laboratorio, pero no para el desarrollo de aplicaciones reales, sobre todo para la detección. ¿Cuál es la razón? El tiempo.

Las mediciones de voltamperometría cíclica son largas si se desea una buena relación señal-ruido. Por ello, en un intento de acortar el tiempo, los investigadores suelen recurrir a técnicas pulsadas. Más concretamente, la voltamperometría de onda cuadrada.

Aunque la voltamperometría de onda cuadrada es una técnica excelente y rápida que puede proporcionar mucha información y se utiliza habitualmente para aplicaciones de detección, hay que recordar que esta técnica es unidireccional. Esto significa que el estado de oxidación del reactivo dentro de la capa de difusión no se restablece después de cada medición. Y no tener en cuenta este hecho puede conducir a una pérdida completa de la señal.

Caso especial 4: Reactivos ligados a la superficie

Se trata de un caso interesante, especialmente para aplicaciones de biosensado.

A menudo, cuando se desarrollan biosensores, se une un receptor biológico a la superficie del electrodo. Esto permite concentrar las reacciones bioquímicas cerca del electrodo y ayuda a maximizar la señal obtenida.

En algunos casos, estos receptores biológicos han sido modificados químicamente para contener también una molécula redox activa. En estos casos, la señal se genera normalmente por la capacidad de esta molécula redox de sufrir reacciones de oxidación o reducción con el electrodo.

El mejor ejemplo de uno de estos tipos de biosensores electroquímicos son los sensores de ADN que utilizan stem-loops (también conocidas como horquillas de ADN).

Los bucles madre de ADN se han utilizado ampliamente para la detección de moléculas mediante electroquímica. Este tipo de estructura de ADN se pliega sobre sí misma como ADN monocatenario (ssADN) y se convierte en una doble hélice recta tras interactuar con su cadena de ADN complementaria, o el ADN diana que querríamos detectar.

Gracias a esta propiedad única, si unimos una molécula redox a uno de los extremos de la horquilla de ADN, podemos utilizar la reacción redox como forma de detectar, cuantitativamente, cuánto ADN diana hay en nuestra muestra.

Y lo mejor es que, como el ADN está pegado a la superficie del electrodo... ¡la capa de difusión es irrelevante! Todas las moléculas redox ya están junto al electrodo.

2 cosas a tener en cuenta con los reactivos ligados a la superficie

Aunque la capa de difusión es irrelevante porque las moléculas redox no tienen que difundirse a la superficie del electrodo, hay un par de cosas que debes tener en cuenta cuando trabajes con este tipo de experimentos:

  • Recuerde restablecer el estado de oxidación para los experimentos "en tiempo real". Esto puede hacerse utilizando técnicas cíclicas o estableciendo un potencial de CC de preacondicionamiento adecuado.
  • Cuidado con los tiempos de lectura. Cuando trabaje con ADN, recuerde que no es necesariamente una molécula rígida, especialmente con hebras largas. Por eso, si el tiempo de lectura es demasiado largo, aunque el marcador redox esté lejos de la superficie del electrodo, puede tener tiempo suficiente para difundirse hasta él. Después de todo, una vez que aplicamos un potencial, las moléculas cargadas serán atraídas, o repelidas, por el potencial aplicado. Esto puede dar lugar a falsos negativos. La mejor manera de evitar este efecto es optimizando los tiempos de lectura.

En conclusión, el espesor de la capa de difusión es un concepto importante que todos los electroquímicos deben comprender. Tiene implicaciones en todas las áreas de la electroquímica, desde la galvanoplastia hasta el almacenamiento de energía y la detección. Por lo tanto, es un concepto esencial que no debe pasarse por alto.

Entradas de blog relacionadas

  1. "La electroquímica explicada: De los fundamentos a las aplicaciones"
  2. "La ecuación de Cottrell: Comprensión de sus principios y aplicaciones"
  3. "Caracterización de la culombimetría: La ecuación de Anson"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESEspañol